Comentarios a la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital

El pasado 28 de diciembre de 2018 se aprobó la Ley 11/2018 en virtud de la cual se modifica, entre otras normas, la Ley de Sociedades de Capital (LSC).

Cabe destacar las siguientes modificaciones:

  • Modificación del artículo 62 LSC

Se ha incluido un punto 2 en el que se indica que, en el marco del acto fundacional de una sociedad de responsabilidad limitada, no será necesario acreditar las aportaciones dinerarias si los fundadores manifiestan en la escritura fundacional su responsabilidad solidaria frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales.

Con la inclusión del referido punto 2, la nueva redacción del artículo 62 pasa a ser la siguiente:

Artículo 62. Acreditación de la realidad de las aportaciones.

1. Ante el notario autorizante de la escritura de constitución o de ejecución de aumento del capital social o, en el caso de las sociedades anónimas, de aquellas escrituras en las que consten los sucesivos desembolsos, deberá acreditarse la realidad de las aportaciones dinerarias mediante certificación del depósito de las correspondientes cantidades a nombre de la sociedad en entidad de crédito, que el notario incorporará a la escritura, o mediante su entrega para que aquél lo constituya a nombre de ella.

2. No obstante lo anterior, no será necesario acreditar la realidad de las aportaciones dinerarias en la constitución de sociedades de responsabilidad limitada si los fundadores manifiestan en la escritura que responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de las mismas.

3. La vigencia de la certificación será de dos meses a contar de su fecha.

4. En tanto no transcurra el periodo de vigencia de la certificación, la cancelación del depósito por quien lo hubiera constituido exigirá la previa devolución de la certificación a la entidad de crédito emisora.”

  • Modificación del artículo 253 LSC

Se indica que los administradores en el momento de la formulación de las cuentas anuales y del informe de gestión, deberán, en su caso, incluir en este último el estado de información no financiera.

¿Quién debe presentar el estado de información no financiera?

Las grandes empresas y las Entidades de Interés Público que formulen cuentas consolidadas y que reúnan los siguientes requisitos:

  1. Tengan más de 500 trabajadores empleados; y
  2. Que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

 

  • Tengan unos activos de 20 millones de euros.
  • El importe de la cifra anual de negocios consolidada supere los 40 millones de euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 250.

 

Las sociedades cesarán en la obligación de elaborar el estado de información no financiera si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos dos de los tres últimos requisitos, o cuando al cierre del ejercicio el número medio de trabajadores empleados no excediera de 500.

Con la descrita inclusión, la nueva redacción del artículo 253 pasa a ser la siguiente:

Artículo 253. Formulación

1. Los administradores de la sociedad están obligados a formular, en el plazo máximo de tres meses contados a partir del cierre del ejercicio social, las cuentas anuales, el informe de gestión, que incluirá, cuando proceda, el estado de información no financiera, y la propuesta de aplicación del resultado, así como, en su caso, las cuentas y el informe de gestión consolidados.

2. Las cuentas anuales y el informe de gestión, incluido cuando proceda, el estado de información no financiera, deberán ser firmados por todos los administradores. Si faltare la firma de alguno de ellos se señalará en cada uno de los documentos en que falte, con expresa indicación de la causa.”

  • Modificación del artículo 262 LSC
  • Se modifica el párrafo tercero del apartado 1 del artículo 262 LSC

En relación con el informe de gestión, se deberá incluir, cuando proceda, como indicadores de carácter no financiero el cumplimiento de reglas en materia de igualdad y no discriminación y discapacidad.

Asimismo, se indica que se exceptúa de la obligación de incluir información de carácter no financiero, a las sociedades que tienen la calificación de empresas pequeñas y medianas de acuerdo con la Directiva 34/2013 UE.

Con la referida inclusión, la nueva redacción del párrafo tercero del apartado 1 del artículo 262 LSC pasa a ser la siguiente:

“En la medida necesaria para la comprensión de la evolución, los resultados o la situación de la sociedad, este análisis incluirá tanto indicadores de clave financieros como, cuando proceda, de carácter no financiero, que sean pertinentes respecto de la actividad empresarial concreta, incluida información sobre cuestiones relativas al medio ambiente, al personal y al cumplimiento de reglas en materia de igualdad y no discriminación y discapacidad. Se exceptúa de la obligación de incluir información de carácter no financiero, a las sociedades que tienen la calificación de empresas pequeñas y medianas de acuerdo con la Directiva 34/2013.”

  • Se modifica el apartado 5 del artículo 262 LSC

Mediante la modificación de apartado 5 la obligación de incluir un informe de gestión deja de ser relativa, únicamente, a las sociedades de capital que, de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, tengan la consideración de entidades de interés público, sino que a partir de dicha modificación afectará a las Sociedades de Capital que concurran en ellas los siguientes requisitos:

  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500.
  • Que, o bien tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, o bien, durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:
  1. Que el total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 de euros.
  2. Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 de euros.
  3. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a doscientos cincuenta.

Asimismo, se indica que las sociedades cesarán en la obligación de elaborar el estado de información no financiera si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos cualquiera de los requisitos anteriormente establecidos.

Con la referida modificación, la nueva redacción del apartado 5 del artículo 262 LSC pasa a ser la siguiente:

5. Las sociedades de capital deberán incluir en el informe de gestión un estado de información no financiera o elaborar un informe separado con el mismo contenido que el previsto para las cuentas consolidadas por el artículo 49, apartados 5, 6 y 7, del Código de Comercio, aunque referido exclusivamente a la sociedad en cuestión siempre que concurran en ella los siguientes requisitos:

  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500.
  • Que, o bien tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, o bien, durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:
  1. Que el total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 de euros.
  2. Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 de euros.
  3. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a doscientos cincuenta.

Las sociedades cesarán en la obligación de elaborar el estado de información no financiera si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos cualquiera de los requisitos anteriormente establecidos.

En los dos primeros ejercicios sociales desde su constitución, la sociedad estará obligada a elaborar el estado de información no financiera cuando al cierre del primer ejercicio se cumplan, al menos, dos de las tres circunstancias mencionadas en la letra b), siempre que al cierre del ejercicio se cumpla además el requisito previsto en la letra a).

Una sociedad dependiente de un grupo estará dispensada de la obligación establecida en este apartado si dicha empresa y sus dependientes, si las tuviera, están incluidas a su vez en el informe de gestión consolidado de otra empresa, elaborado conforme al contenido establecido en este artículo. Si una sociedad se acoge a esta opción, deberá incluir en el informe de gestión una referencia a la identidad de la sociedad dominante y al Registro Mercantil u otra oficina pública donde deben quedar depositadas sus cuentas junto con el informe de gestión consolidado o, en los supuestos de no quedar obligada a depositar sus cuentas en ninguna oficina pública, o de haber optado por la elaboración del informe separado, sobre dónde se encuentra disponible o se puede acceder a la información consolidada de la sociedad dominante.”

  • Modificación del artículo 276 LSC

Se incluye un nuevo apartado 3, en virtud del cual se establece un plazo máximo para el abono completo de los dividendos, siendo este de doce (12) meses a contar desde que la Junta de Socios haya acordado su reparto.

Con la inclusión del apartado 3, el artículo 276 LSC pasa a ser la siguiente:

Artículo 276. Momento y forma del pago del dividendo.

1. En el acuerdo de distribución de dividendos determinará la junta general el momento y la forma del pago.

2. A falta de determinación sobre esos particulares, el dividendo será pagadero en el domicilio social a partir del día siguiente al del acuerdo.

3. El plazo máximo para el abono completo de los dividendos será de doce meses a partir de la fecha del acuerdo de la junta general para su distribución.”

  • Modificación del artículo 348 bis LSC

Se da la posibilidad de incluir una cláusula en los estatutos sociales de la sociedad, debiéndose ser aprobada por unanimidad, que permita al socio discrepante en la distribución de dividendos ejercer su derecho de separación.

Se concreta que el socio con derecho de separación será aquel que haya hecho constar en Acta su disconformidad con la distribución de dividendos, y no, como se indicaba hasta la última modificación de la LSC, el socio que hubiera votado a favor de dicha distribución.

En el marco del ejercicio del derecho de separación, se deja de tener en cuenta los beneficios propios de la explotación del objeto social por beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles. Por ello, a partir de dicha modificación habrá que tener en cuenta todo beneficio susceptible de ser distribuible.

Se modifica el mínimo de los beneficios que deben ser distribuibles en concepto de dividendos para dar pie al ejercicio del derecho de separación, pasando de un 1/3 a un 25% de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles. Asimismo, se establece que podrá ejercerse el derecho de separación siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores.

Sin perjuicio de las modificaciones comentadas hasta el momento, el derecho de separación no podrá ejercerse si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, al menos, al 25% de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo.

Hasta ahora, la LSC indicaba que los dispuesto en el artículo 348 bis no afectaba a las sociedades cotizadas. Con la comentada modificación, el referido artículo no se aplicará (i) en sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación; (ii) en sociedades que se encuentren en concurso; (iii) cuando, al amparo de la legislación concursal, la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, o cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos; (iv) en aquella sociedad que haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal; y (v) en Sociedades Anónimas Deportivas.

Con dicha modificación, el artículo 348 bis LSC pasa a ser el siguiente:

“Artículo 348 bis. Derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos.

1. Salvo disposición contraria de los estatutos, transcurrido el quinto ejercicio contado desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad, el socio que hubiera hecho constar en el acta su protesta por la insuficiencia de los dividendos reconocidos tendrá derecho de separación en el caso de que la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, el veinticinco por ciento de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores. Sin embargo, aun cuando se produzca la anterior circunstancia, el derecho de separación no surgirá si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, por lo menos, al veinticinco por ciento de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo.

Lo dispuesto en el párrafo anterior se entenderá sin perjuicio del ejercicio de las acciones de impugnación de acuerdos sociales y de responsabilidad que pudieran corresponder.

2. Para la supresión o modificación de la causa de separación a que se refiere el apartado anterior, será necesario el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que no hubiera votado a favor de tal acuerdo.

3. El plazo para el ejercicio del derecho de separación será de un mes a contar desde la fecha en que se hubiera celebrado la junta general ordinaria de socios.

4. Cuando la sociedad estuviere obligada a formular cuentas consolidadas, deberá reconocerse el mismo derecho de separación al socio de la dominante, aunque no se diere el requisito establecido en el párrafo primero de este artículo, si la junta general de la citada sociedad no acordara la distribución como dividendo de al menos el veinticinco por ciento de los resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante del ejercicio anterior, siempre que sean legalmente distribuibles y, además, se hubieran obtenido resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante durante los tres ejercicios anteriores.

5. Lo dispuesto en este artículo no será de aplicación en los siguientes supuestos:

a) Cuando se trate de sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación.

b) Cuando la sociedad se encuentre en concurso.

c) Cuando, al amparo de la legislación concursal, la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, o cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos.

d) Cuando la sociedad haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal.

e) Cuando se trate de Sociedades Anónimas Deportivas.”

Alejandro Safont Pérez de Larraya

Sobre Alejandro Safont Pérez de Larraya

Alejandro Safont trabaja en el despacho de abogados Lexcrea, S.L.P., donde actualmente presta asesoramiento a emprendedores, pequeñas y medianas empresas, inversores y entidades de capital riesgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies