ACCIONES FANTASMAS o PHANTOM STOCK OPTIONS

ACCIONES FANTASMAS o PHANTOM STOCK OPTIONS

Uno de los problemas ante el que se encuentra cualquier start up es la falta de recursos económicos y la necesidad de retener ese talento humano que le permita, si todos los demás elementos se alinean, que la idea embrionaria se convierta en una historia de éxito.

Las acciones fantasmas o, también llamadas, phantom stock options (vocablo anglosajón por eso de su origen) (PSO), son una forma de captar y retener el talento, como complemento a un salario alejado del trabajo y el puesto que ocupa el beneficiario de las mismas.

Podríamos definir las PSO como acciones virtuales de la sociedad concedente, sin los derechos económicos y políticos propios de las acciones en que se divide el capital social de la sociedad, pero con la importante transcendencia para el beneficiario de poder participar en la revalorización de las acciones teóricas concedidas en caso de producirse un evento de liquidez.

Se trata de una figura carente de regulación legal específica, lo que supone tener una máxima flexibilidad a la hora de establecer las normas por las que deberán regirse.

El contrato que regule las PSO determinará, principalmente, (i) aquellos que puedan ser considerados beneficiarios de las mismas (normalmente trabajadores con una relación laboral existente en el momento de la concesión); (ii) el calendario de consolidación (period vesting); (iv) el precio de adquisición (se trata de un precio que el beneficiario no desembolsa efectivamente en el momento de la concesión sino que se minorará en un futuro del precio de ejecución en el supuesto de acaecer un evento de liquidez); (v) la definición de los diferentes supuestos de eventos de liquidez (principalmente supuestos de transmisión de la sociedad, pero también, y como consecuencia de la flexibilidad de su regulación, supuestos excepcionales en caso de reparto de dividendos por la sociedad concedente); o (vi) los supuestos en que los beneficiarios pueden perder las PSO concedidas.

La falta de regulación aplicable debe hacernos acudir por analogía a lo que en la Ley de sociedades de capital sí recoge para las stock options (cuya diferencia con las PSO, entre otras, es que estas últimas sí conceden a sus beneficiarios la condición de accionistas de la sociedad concedente). Siendo así, y teniendo en cuenta el efecto dilutivo que supondrá para los socios en el momento en que se produzca el evento de liquidez, el plan de PSO debería ser aprobado por la Junta General de Socios (o en el marco de un pacto de socios debidamente firmado por todos ellos) y pormenorizado por el órgano de administración que será el encargado de determinar, dentro de las líneas generales aprobadas por los socios, los beneficiarios concretos de las mismas o la revisión del precio de concesión de las mismas.

Las PSO tienen tres momentos claves que se deben regular en el contrato a suscribir entre la sociedad y el beneficiario:

  1. Concesión: momento en el que se conceden las PSO al beneficiario. En dicho momento, la sociedad determinará el precio de concesión (i.e. determinado por el valor premoney de la última ronda de financiación de la sociedad).
  2. Consolidación: momento en el que los beneficiarios, habiendo cumplido con los requisitos previstos en el momento de la concesión –de permanencia y/o de cumplimiento de objetivos– consolidan las PSO otorgadas.
  3. Ejecución: momento en el que se produce un evento de liquidez y el beneficiario tiene derecho al cobro del rendimiento económico resultante de deducir del precio de ejecución el precio de concesión teórico.

A la luz de los tres momentos diferenciados de las PSO, debe tenerse en cuenta que en el momento de la concesión las mismas no estarán sujetas a tributación, al tratarse de una mera expectativa al cobro de la diferencia entre el precio de ejecución y el precio de adquisición. Recibido por el beneficiario el precio que le correspondiera, dicha cantidad tendrá la consideración de renta dineraria del trabajo a efectos de tributación. De esta manera, estará sujeta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) aplicable en dicho momento y la sociedad deberá realizar las retenciones correspondientes en el salario del beneficiario.

El precio que pudiera percibir el beneficiario podrá generarse como rendimiento irregular reduciéndose en un 30% de la base imponible con el límite de 300.000 euros, si las PSO (i) se otorgan, como mínimo, dos años antes de la recepción del precio y (ii) no se conceden de forma periódica o recurrente, ni de forma regular (artículo 18 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)

Ejemplo:

En enero de 2017, a un trabajador se le conceden 1000 PSO a un precio de adquisición de 16,66€ por PSO concedida (5 M€ valor de la sociedad / 300.000 acciones). El calendario de consolidación son 3 años a contar desde el momento de su concesión.

En febrero de 2022 la sociedad es vendida a un tercero a un valor compañía de 20 M€. Teniendo en ese momento 500.000 acciones, el valor por acción es de 40€.

En el supuesto en que el beneficiario se mantuviera en la sociedad en el momento de la venta y hubiera consolidado el 100% de las PSO concedidas, el precio de ejecución sería el de 1000*(40€-16,66€) = 23.340€

En el supuesto en que el beneficiario hubiera dejado la sociedad en febrero de 2018, lo que supone la consolidación de un 33% de las PSO concedidas (330 PSO), obtendría como precio de ejecución el de 330*(40€-16,66€) = 7.702,2€

Silvia Martinez

Silvia ha prestado sus servicios profesionales en despachos de primer nivel. En los últimos años desarrolló el ejercicio profesional de forma freelance hasta la creación de Lexcrea, S.L.P., despacho del que es socia fundadora y a través del cual presta asesoramiento a emprendedores, pequeñas y medianas empresas, inversores y entidades de capital riesgo.

Silvia Martinez

Sobre Silvia Martinez

Silvia ha prestado sus servicios profesionales en despachos de primer nivel. En los últimos años desarrolló el ejercicio profesional de forma freelance hasta la creación de Lexcrea, S.L.P., despacho del que es socia fundadora y a través del cual presta asesoramiento a emprendedores, pequeñas y medianas empresas, inversores y entidades de capital riesgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies